IFPS - ACA | La Iglesia y los objetivos del desarrollo sostenible
16765
post-template-default,single,single-post,postid-16765,single-format-standard,theme-bridge,multiple-domain-ifps-accioncatolica-org-ar,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-14.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

La Iglesia y los objetivos del desarrollo sostenible

La Iglesia y los objetivos del desarrollo sostenible

¿Que son los ODS?

En 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 que propone un nuevo paradigma transformador de las políticas de desarrollo centrado en la sostenibilidad. De este modo, el desarrollo ya no es entendido sólo como crecimiento económico; y la sostenibilidad, consistente en la armoniosa relación entre crecimiento económico, inclusión social y protección ambiental, sino que se vuelve indispensable para un desarrollo real.

Ese mismo año se adoptaron: el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre el financiamiento para el desarrollo, y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, que proponen un giro al estilo de desarrollo y una visión holística e integral.

La Agenda 2030 contiene 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), 169 metas y 231 indicadores a ser cumplidos para el año 2030[1]. En ellos se refleja de manera práctica lo que las Naciones Unidas entienden por desarrollo sostenible. Por su carácter universal, al haber sido adoptado por y para todos los países, convoca a todos los actores a la generación de alianzas estratégicas para trabajar conjuntamente y con eficacia ante los desafíos globales.

Para avanzar hacia los ODS es necesario disponer de información confiable, oportuna y accesible, que sirva para construir nuevos indicadores e índices que midan líneas de base y brechas de desarrollo.

Estos indicadores sirven para facilitar el monitoreo y la evaluación del impacto de los proyectos y programas.

Se destaca también que el desarrollo exige condiciones de buen gobierno, el fortalecimiento de las alianzas y la movilización de los recursos necesarios para implementar la agenda. En este sentido, la sociedad civil, y las organizaciones basadas en fe (OBF) como parte de ella, cumplen un rol significativo en la implementación, adopción y aceleración de la Agenda 2030.

[1] https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

¿Cómo se aplican los ODS?

Se aplican a nivel país convocando a todos los actores de la sociedad . Para ver con más detalle cómo son y cómo se implementan en la Argentina, se puede consultar la página www.argentina.gob.ar/politicassociales/ods

Ahí encontrarán:

  • Una descripción de cada uno de los 17 ODS (Ver “Objetivos. Metas e Indicadores”)
  • La Vinculación de los ODS con los objetivos y las prioridades del Gobierno y su adaptación y seguimiento (Ver los “Informes País” entre otros)
  • Documentos Accesibles que explican la temática con soportes adaptados a esos fines. (Ver “ODS Accesibles” y en ese apartado especialmente los “Documentos Accesibles” donde se puede encontrar por ejemplo el archivo “Lenguaje claro” que explica la Agenda 2030 en forma amena)
  • Distintos documentos, materiales y noticias sobre la implementación de los ODS en el país.

El Papa y los ODS

Debemos tomar conciencia que la Agenda 2030 y los ODS están estrechamente vinculados con el Cuidado de Nuestra Casa Común según nos enseña Laudato Si’.

El Papa Francisco describió la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como «un importante signo de esperanza» en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de septiembre de 2015. La Iglesia apoya la Agenda 2030 porque es una agenda de lucha contra la pobreza y las desigualdades, de desarrollo humano y sostenible, donde la dignidad del ser humano es central. Decía:

El panorama mundial hoy nos presenta, sin embargo, muchos falsos derechos, y –a la vez– grandes sectores indefensos, víctimas más bien de un mal ejercicio del poder: el ambiente natural y el vasto mundo de mujeres y hombres excluidos. Dos sectores íntimamente unidos entre sí, que las relaciones políticas y económicas preponderantes han convertido en partes frágiles de la realidad. Por eso hay que afirmar con fuerza sus derechos, consolidando la protección del ambiente y acabando con la exclusión.”; “hay que afirmar que existe un verdadero «derecho del ambiente» por un doble motivo. Primero, porque los seres humanos somos parte del ambiente … Segundo, porque cada una de las creaturas, especialmente las vivientes, tiene un valor en sí misma, de existencia, de vida, de belleza y de interdependencia con las demás creaturas”; “El abuso y la destrucción del ambiente, al mismo tiempo, van acompañados por un imparable proceso de exclusión…La exclusión económica y social es una negación total de la fraternidad humana y un gravísimo atentado a los derechos humanos y al ambiente. Los más pobres son los que más sufren estos atentados por un triple grave motivo: son descartados por la sociedad, son al mismo tiempo obligados a vivir del descarte y deben injustamente sufrir las consecuencias del abuso del ambiente. Estos fenómenos conforman la hoy tan difundida e inconscientemente consolidada «cultura del descarte»”; y “Lo dramático de toda esta situación de exclusión e inequidad, con sus claras consecuencias, me lleva junto a todo el pueblo cristiano y a tantos otros a tomar conciencia también de mi grave responsabilidad al respecto, por lo cual alzo mi voz, junto a la de todos aquellos que anhelan soluciones urgentes y efectivas. La adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la Cumbre mundial que iniciará hoy mismo, es una importante señal de esperanza. Confío también que la Conferencia de París sobre el cambio climático logre acuerdos fundamentales y eficaces.”

(Texto completo del Discurso del Santo Padre a la ONU del 25 de septiembre de 2015 en https://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/september/documents/papa-francesco_20150925_onu-visita.html)

La posición de la Iglesia

Transcribimos un fragmento de un artículo de la Revista Vida Nueva[1] que nos informa y aclara la posición de la Iglesia luego de la aprobación de la Agenda 2030

La posición de la Santa Sede

Es cierto que, para llegar a este acuerdo, en algunos temas complejos se utiliza un lenguaje ya consensuado anteriormente, que juega con cierta ambigüedad diplomática. Esto sucede con casi todos los acuerdos de Naciones Unidas y es lo que permite avanzar, cerrar negociaciones y dejar abierto a que sea cada país cómo lo van a interpretar y aterrizar en sus territorios. Ahí es donde la Santa Sede presentó su propia posición en 2016, para aclarar cómo lo interpreta la Iglesia, para inspirar a los países en su implementación y para no dejar lugar a ninguna ambigüedad.

Este es otro documento imprescindible: “Nota de la Santa Sede relativa a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, presentada en la Asamblea General de Naciones Unidas en 2016 (Resolución A/71/430). En ella se reafirma el respaldo a la Agenda y se explica la posición de la Iglesia en temas tan importantes como el respeto a la vida, la centralidad de la persona, el concepto de dignidad humana, la promoción de las mujeres y los hombres, la salud, los derechos y deberes de la familia, la libertad de religión o el desarrollo humano integral.

En consonancia con el magisterio papal

La Iglesia apoya la Agenda 2030 porque es básicamente una agenda de lucha contra la pobreza y las desigualdades, de desarrollo humano y sostenible, donde la dignidad el ser humano es central y donde nadie se quedará atrás. Es un eslabón más en la promoción de la cultura del encuentro de Francisco, la caridad en la verdad de Benedicto XVI, la civilización del amor de san Juan Pablo II y el desarrollo integral y de los pueblos de san Pablo VI. Este es el camino a seguir.

Ahora son 17 ODS, pero va mucho más allá de ellos y de 2030, porque es un camino compartido, también por la Iglesia, porque es el camino de la dignidad. Combatir la cultura de la indiferencia, hacerse cargo del prójimo, del pobre, del inmigrante, del anciano… En definitiva, se trata de generar capacidades que permitan vivir una vida en condiciones dignas y de generar procesos de desarrollo integral, humano y sostenible que permitan ilusionar de nuevo a la humanidad en proyectos comunes, compartidos y generadores de esperanza.”

( “Nota de la Santa Sede relativa a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, presentada en la Asamblea General de Naciones Unidas en 2016 (Resolución A/71/430[2]))

[1]https://www.vidanuevadigital.com/tribuna/la-agenda-2030-un-camino-compartido-con-la-iglesia-marta-pedrajas/

[2] https://digitallibrary.un.org/record/845364/files/A_71_430-ES.pdf?ln=en

 

Otros links de interes

  • El Papa Francisco y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

www.agustinosrecoletos.org/actualidad/16906/el-papa-francisco-y-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible-de-la-onu

  • El Pensamiento del Papa Francisco sobre el Desarrollo Sostenible. Autora: Graciela Martín de Roca

https://enciclopediadebioetica.com/mod/page/view.php?id=3501&forceview=1

  • Conferencia Internacional sobre «Las religiones y los Objetivos del Desarrollo Sostenible: Escuchar el clamor de la tierra y de los pobres (Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, marzo de 2019).

https://www.vaticannews.va/es/vaticano/news/2019-03/papa-francisco-conferencia-internacional-entrevistas.html

  • La ONU elogia la encíclica del Papa Francisco sobre el cambio climático

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/06/la-onu-elogia-la-enciclica-del-papa-francisco-sobre-el-cambio-climatico/

(En este caso se recomienda recorrer la página que es la de Naciones Unidas y tiene bastante material)

  • “La contribución de las organizaciones basadas en fe a la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible en Argentina” (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2019)

https://www.undp.org/es/argentina/publications/la-contribucion-de-las-organizaciones-basadas-en-fe-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible-en-argentina

  • “Objetivos de Desarrollo Sostenible. Acciones hacia el 2030” (Caritas Internationalis)

https://www.caritas.org/includes/pdf/advocacy/SDG_es.pdf

  • “Aportaciones de la Laudato si’ en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”. Autora: Silvia Albareda Tiana

https://revistas.unav.edu/index.php/scripta-theologica/article/view/5181/5328

Sin comentarios

Publica un comentario